Densitometría ósea

  • Consejos

     

    El examen de densidad ósea es altamente recomendado si usted:

     

    Es una mujer post-menopáusica y no ingiere estrógeno.

    Tiene antecedentes maternales o personales de tabaquismo o de fractura de cadera.

    Es una mujer post-menopáusica que es alta ( mas de 1,70m) o delgada (menos de 56kg).

    Es un hombre con enfermedades clínicas asociadas a la pérdida ósea.

    Utiliza medicamentos que se conocen que generan pérdida ósea, incluyendo corticoides como Prednisona, diferentes medicamentos anticonvulsivos como Dilantin y determinados barbitúricos, o drogas de reemplazo de la tiroides en dosis altas.

    Tiene diabetes del tipo 1 (anteriormente llamada juvenil o insulino-dependiente), enfermedad hepática, renal o antecedentes familiares de osteoporosis.

    Tiene un alto recambio óseo, que se muestra en la forma de colágeno excesivo en las muestras de orina.

    Sufre de una enfermedad en la tiroides, como hipertiroidismo.

    Sufre de una enfermedad en la paratiroides, como hiperparatiroidismo.

    Ha experimentado una fractura después de un traumatismo leve.

    Tiene rayos X que evidencian fractura vertebral u otros signos de osteoporosis.

     

  • ¿Qué es?

    La densitometría ósea es una técnica que permite medir la densidad de calcio que tienen los huesos. Es una prueba muy útil para detectar la osteoporosis de forma precoz, y también sirve para evaluar la respuesta al tratamiento en las personas que la padecen. Es una técnica fácil de realizar por su rapidez, coste y comodidad para el paciente, ya que no es dolorosa ni requiere ingreso en el hospital.

  • Riesgos

    La cantidad de radiación utilizada es extremadamente pequeña—menos de un décimo de la dosis estándar de rayos X para tórax y menos que la exposición de un día a la radiación natural.

     

    Aun así, estaría contraindicado en mujeres embarazadas o con sospecha de embarazo.

REF: 14 // Stock: Disponible